Pasar al contenido principal

Soluciones de cuidados basadas en tecnología para transformar el cuidado de las personas mayores

 
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), su laboratorio de innovación BID Lab y el IDRC han lanzado una asociación para generar conocimiento sobre cuidados basados en tecnología, también conocido como "caretech", para ayudar a transformar la economía del cuidado en América Latina y el Caribe.
Una anciana sentada en una cama y con una mascarilla protectora sostiene una tableta digital mientras recibe un cable para cargar la tableta de una mujer que también lleva una mascarilla.
Daniel Balakov

La asociación busca apoyar el desarrollo de soluciones caretech asequibles y de calidad para capacitar a los trabajadores del cuidado, brindar cuidados y ofrecer servicios de prevención de la dependencia del cuidado para las personas mayores en la región. El objetivo es mejorar la escalabilidad y el impacto de estas soluciones y promover empleos decentes para los trabajadores del cuidado.

El trabajo de cuidados es el motor oculto de nuestras economías. Sin embargo, sigue siendo infravalorado y no reconocido. Tareas tales como el trabajo doméstico, los cuidados y las responsabilidades domésticas son realizadas principalmente por mujeres, que dedican tres veces más horas a estas actividades no remuneradas en comparación con los hombres. Además, aproximadamente el 90% de los trabajadores de cuidados remunerados son mujeres, y el sector se caracteriza por condiciones laborales extremadamente precarias, a menudo en el sector informal, sin contratos ni seguridad social.

Esta asociación dará prioridad a la tecnología asistencial para las personas mayores. La Organización Internacional del Trabajo estima que las tendencias de envejecimiento en América Latina y el Caribe generarán 2,4 millones de nuevos empleos en la próxima década para satisfacer la mayor demanda de cuidados para personas mayores. Dado que el gasto público limitado en servicios relacionados con los cuidados crea desigualdades, es necesario que tanto el sector público como el privado adopten medidas para satisfacer las demandas de manera equitativa e inclusiva.

La Fundación Arturo y Enrica Sesana y el Grupo de Análisis para el Desarrollo llevarán a cabo el proyecto. Realizarán concursos para identificar las soluciones caretech más innovadoras lideradas por nuevas empresas y otras organizaciones. Su apoyo a estas soluciones tendrá como objetivo profundizar su impacto social, a través de la disponibilidad de empleos decentes y mejores servicios de cuidados, y fortalecer sus modelos de negocio para el escalamiento.

“Estamos muy entusiasmados con esta colaboración para abordar importantes desafíos en torno a la economía del cuidado que también traerán enormes oportunidades”, dijo César Buenadicha, Jefe de la Unidad Discovery de BID Lab. “Las contribuciones financieras y técnicas del IDRC seguramente mejorarán el esfuerzo conjunto para apoyar a las empresas emergentes innovadoras y a otros actores en la región”.

La investigación estudiará el impacto social de estas soluciones, el sector económico que atiende las necesidades de las personas mayores (conocido como la "economía plateada") y los marcos regulatorios y políticos que rigen la tecnología de cuidados para las personas mayores.

“Necesitamos asegurarnos de que la creciente demanda de cuidados de personas mayores en la región se satisfaga reconociendo el trabajo de cuidados no remunerado realizado por las mujeres y creando oportunidades laborales decentes para las mismas. Esta asociación con el BID y el BID Lab reúne las agendas de la economía del cuidado y la economía plateada, para garantizar que los negocios para la tercera edad florecientes también puedan ser una oportunidad para la igualdad de género”, dijo Erin Tansey, directora de Economías Inclusivas Sostenibles del IDRC.

Más información acerca de las inversiones del IDRC en la economía de los cuidados